lunes, 18 de octubre de 2010

Buscando el Pastor Perfecto

El Pastor Perfecto

Quiero compartir con ustedes una nota que leí hace tiempo; ya y que me causó mucha gracia, la he vuelto a reeditar agregándole mi toque personal:

· El Pastor perfecto, si es joven, le falta experiencia; si tiene cabello gris, es muy viejo.

Si eres un pastor joven, agárrate de las palabras de Pablo a Timoteo, no te sientas amedrentado ante los ancianos líderes de tu Iglesia, eres un siervo y tienes autoridad. Si ya eres un pastor anciano, no permitas que otro muchachito te menosprecie y te imagine anticuado, se paciente y considérate amigo de Dios.

· Si tiene 6 hijos es demasiado, si no tiene, no está siendo un buen ejemplo.
Nosotros éramos 10 hermanos, por eso todos los años la mandaban a mi pobre madre al doctor para que ya no tuviera hijos, pero hoy todos esos estorbitos están siendo útiles al Señor.

· Si su esposa canta en el coro, ella es mandada y figurita; si no, no está interesada en el trabajo de su esposo, y probablemente ha perdido el primer amor

Querida amiga, los creyentes tibios siempre le buscan tres pies al gato y a la esposa del pastor, no, no eres tú el problema, descansa y sigue apoyando a tu esposo.

· Si el pastor predica usando bosquejo y notas, son sermones copiados y es aburrido, pero si no los usa, no ha estudiado y es un improvisado
Amado consiervo, dales duro con la espada de la Palabra, si Dios te ha puesto en el corazón lo que él quiere demandar a su Iglesia, nadie puede quedarse en pie ante el juicio del Señor. No es malo usar notas, no es malo dejarse guiar por el Espíritu, nadie debe criticar la manera como das el mensaje, lo importante es que prediques en todo tiempo.

·
Si pasa demasiado tiempo en su estudio, no confraterniza con la gente por preparar el sermón, si atiende y visita a los hermanos, está buscando aprobación general

Hay tiempo para todos y para todo. Que los criticones sean los primeros en tu lista de visita.

· Si atiende mucho a los pobres está buscando que los demás vean su sencillez, si atiende a los más ricos, se está acomodando para convertirse en otro aristócrata.

Nunca lograrás la comprensión total de toda tu membrecía, pero Dios ve tu corazón y pesa tus motivaciones.

· Si sugiere cambios para mejorar la iglesia, es un dictador, si no, es una figura decorativa.
Si tienes paz en las decisiones que has tomado, si esta certeza no te deja tranquilo y sientes que debes actuar, ¡¡HAZLO YA¡ Con una mano aplica y con otra corrige, pero no te quedes como estatua sin transformar y dirigir la Obra que Dios ha puesto en tu mano.

· Si usa ilustraciones y ejemplos, no da suficiente Biblia, si no, no se le entiende bien.

Pastor: puedes usar ambas cosas y dejar callados de una vez por todas a los juzga vidas y mantener despiertos a los que se dejan arrullar por tu sermón.

· Si condena el pecado, es un exagerado radical, si no condena al mal, es un convenido pecaminoso.

Lo más sublime de la predicación esta en ir a atacar al pecado de frente y cubierto con la sangre de Cristo. ¡Sé un guerrero y dale duro al pecado!

· Si predica una hora, cansa demasiado, si solamente 20 minutos, es un flojo. Si predica la verdad, esta insultando y manda indirectas, si no lo predica es un Hipócrita y apañador de creyentes mundanos.

¿Te han dicho alguna vez que eres un fresco por usar el púlpito para mandar indirectas?

Entonces la próxima vez no lo hagas usando sólo 20 minutos, expláyate y déjate guiar por el Espíritu de Revelación. NO importa que se sientan amenazados, lo importante es no ponerle bozal a la voz de Dios.

·
Si no agrada a alguien está dañando a la Iglesia, si busca agradar a todos es un pobre que tiene baja autoestima.

Sin comentarios

·
Si pide diezmos y ofrendas, está siempre hablando de dinero, si no, no coopera con la economía de la Iglesia Si su sueldo es poco y trabaja para ganarse la vida no se está dedicando suficientemente al ministerio

El dinero que recibes no te lo dan los hermanos, lo recibes del Señor, eres digno al recibir tu sueldo, te lo has ganado, has sido fiel y el Señor recompensa tu sacrificio. No dejes que nadie te robe la dignidad o el respeto o que se sientan tus jefes. Tu único jefe es el Señor.

· ¡Si visita a los miembros cuando no vienen estos a la Iglesia, está jugando al enfermero de bebes espirituales; si no, no está cumpliendo con su deber.

No hay mejor parte en el trabajo pastoral que ir en busca de las ovejitas enfermas y perniquebradas, cumple con este deber, a pesar de las voces envidiosas.

Tu pues cumple tu ministerio, y hazlo de acuerdo a la Santa Palabra de Dios.

Bendiciones para tu vida de parte de Dios.

WWW.franciscojosemartinezg.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada